Pico la Miel -Estación de esquí de Lunada.

   Al intenso frío se sumaban las precipitaciones que en la costa venían en forma de agua, pero las montañas se cubrían por fin de blanco.


   Llevábamos prácticamente un mes sin ver una gota de lluvia y del invierno… ni rastro.

   Aprovechábamos las circunstancias y tras recoger a Diego a las 7 de la mañana tomábamos carretera dirección burgos por el puerto de los Tornos.  En estos casos salimos con amplitud de miras y varias rutas en la recamara buscando el lugar apropiado para disfrutar de la jornada, pero nuestro paso junto a los montes de Ordunte resultó infructuoso ya que se mostraban completamente limpios de nieve.

   La siguiente opción, y decir que la última, nos llevaba dirección Lunada. A nuestro paso por Espinosa y como viene siendo costumbre, paramos a tomar un café  junto a la plaza en el centro del pueblo y continuamos con el día clareando hacia los montes de Valnera.


"Estacion de Lunada."
   La carretera despejada de nieve nos permitía llegar sin problemas al camino de acceso a la estación de esquí. Decidimos continuar hasta el aparcamiento de la misma y allí decidir que hacer.

   Por fin, una fina capa de nieve cubría el paso hacia la explanada del aparcamiento.
   Dejamos el coche junto al edificio de servicios de la estación y comenzamos a prepararnos para dar un “paseo” por la zona.

   Al abrir la puerta del coche el frío se notó con fuerza. El termómetro descendía hasta los 0° mientras nos preparábamos, pero el viento creaba una sensación térmica aún menor.


"Comenzamos la ruta."
   Tras abrigarnos con todo lo que llevábamos comenzamos a caminar atravesando el desolado aparcamiento buscando la línea de remonte número 4 (Gorbea).  La densa niebla nos impedía ver a más de 50 metros, y a duras penas distinguíamos el sendero bajo la capa de nieve dura, más bien hielo.


"Remonte de Lunada (Gorbea)"
   Siguiendo las huellas de unas raquetas, seguramente del día anterior, remontamos altura lentamente sin vistas ni al frente ni del camino recorrido. A medida que ganábamos altura la nieve se endurecía más y la escasa vegetación que a duras penas asomaba estaba completamente congelada.

   Las condiciones no eran las más idóneas para calzarnos las raquetas, y la cosa no tenia pinta de mejorar a lo largo de la mañana.


"Cobrando altura."

"Hielo."
   Junto al sendero aparecía medio cubierta por la nieve la pasarela metálica de paso sobre los arroyos que descienden la loma. El entramado metálico del suelo estaba completamente congelado siendo imposible caminar sobre el.

   Librando el paso por uno de los laterales alcanzamos el final del tramo de remonte numero-4.

"Evitando la pasarela."

"Fin del remonte."
   Entre los escajos, cubiertos de nieve y carámbanos de hielo afloraban los pasos rocosos que anticipaban el alto de las Corvas (1562 msnm).

   El viento se había detenido, y la sensación de frío amainaba. Por fin conseguíamos distinguir la cresta que se alarga dirección sur hacia el Pico la Miel, y al pico la Brena hacia el norte muriendo en el alto de Lunada, y que actúa como línea limítrofe entre Las Merindades en Burgos y los Valles Pasiegos en Cantabria.


"Roca, nieve y hielo..."

"Llegando al Alto de las Corvas."
   Avanzamos lento, paralelos a la línea de la cresta para evitar el viento helado procedente del Valle Pasiego sobre un firme accidentado y traicionero por una nieve convertida en hielo que cubría la vegetación y los hoyos hasta localizar la antecima del Pico de la Miel  (1563 msnm).


"Hacia pico de la Miel."

"Hielo."
   Tan solo nos quedaba recorrer la cresta hasta el pico rodeado de niebla y privado de las impresionantes vistas que disfrutan estos montes de Valnera.


"Antecima."

"Cresta."

"Pico de la Miel."
   No estaban las condiciones para perder mucho el tiempo, así que deshicimos el camino hasta la antecima y nos descolgamos por una pequeña canal hacia el remonte -1 (Lunada) de la estación de Esquí.


"Bajando."
"Bajando..."

"y bajando."
   Alcanzado este seguimos perdiendo altura mientras la niebla se disipaba por momentos y nos acercábamos al barullo de voces y coches formado en el aparcamiento de la estación esquivando las pozas heladas formadas en la llanura del valle. Durante el descenso nos cruzamos con dos montañeros interesados en el estado del pico… nuestra tarea ya estaba hecha.


"Llegando a la estación."

"Aparcamiento."
   3 kilómetros y medio de ruta puede parecer ridículo, pero casi dos horas de frío intenso, hielo, nieve, niebla y algo de lluvia para mi es suficiente… la magnitud de una ruta la impone la montaña y sus condiciones, nunca las cifras de un aparato electrónico.

   De nuevo en el coche nos cambiamos y bajamos hasta el pequeño refugio de Castro Valnera, a escasos 100 metros del cruce de acceso a la estación. De ambiente cuidado, agradable y excelente atención por parte de la dueña es un buen lugar para recuperar fuerzas y quitar el frío.


"Refugio de Valnera."

"Refugio de Valnera."
   Tras un buen almuerzo iniciamos el camino de regreso a casa habiendo cumplido con nuestro objetivo y satisfechos por haber encontrado lo que buscábamos. Las raquetas no se bajaron de las mochilas, pero si quitamos en parte las ansias de caminar sobre nieve y disfrutar de la montaña de invierno.

Para ver todas las fotos abrir el enlace:
Album.

Track y datos de la ruta:


Powered by Wikiloc

Gama -Escalante -Noja.

   Añadir una entrada con este título describiendo una ruta que pasa por las localidades de Gama, Argoños y Noja habiendo dedicado la mayor parte del contenido del blog a rutas por esta zona de la comarca de Trasmiera puede parecer repetitivo, o un contenido de relleno.


   Pero si describimos una ruta de más de 30 kilómetros enlazando Gama (Bárcena de Cicero), Escalante, Argoños y Noja sin tocar prácticamente la carretera nacional y rodando por parcelarias, caminos de uso vecinal y algún que otro sendero la cosa cambia y abre posibilidades de enlace para rutas de mayor envergadura evitando el tráfico que invade estas localidades sobre todo en la época estival.

   Como anticipaba comienzo a rodar en la rotonda de Gama, municipio de Bárcena de Cicero, tomando dirección Santoña. A escasos 200 metros, recién pasado el centro de salud, me desvío por un estrecho "callejo" que tras la gasolinera se interna  hacia el barrio de Río Negro. Esta zona toma el nombre del arroyo que la cruza y que desemboca en las próximas marismas de Santoña, Victoria y Joyel.

   Sin apenas tráfico, la estrecha carretera da servicio a las casas que se esparcen por el barrio bordeando los terrenos agrícolas que estacionariamente se convierten en humedales quedando anegados por el agua de las marismas.

   El camino enfila de nuevo hacia la carretera pasando junto al desvío de la senda de Santa Gadea. Esta permite cruzar hasta la localidad de Escalante con vistas sobre las marismas sobre un firme roto y pedregoso. Dejando la senda a la izquierda para otra ocasión continuo hacia a la carretera donde accedo al carril bici rodando hasta la rotonda de Escalante.

   En este punto merece la pena desviarse hacia el Molino de Cerroja tomando el estrecho camino que se desgaja a la izquierda.


"Molino de Cerroja."
   Este molino de mareas, accionado por la acción del agua retenida mediante un mecanismo de compuertas se encuentra rehabilitado y tristemente cerrado al público.

   Son varios los molinos de este tipo que se esparcen por la región, siendo el más conocido, grande y visitado el de Santa Olaja. Con visitas guiadas forma parte de los atractivos que ofrece el ecoparque Trasmiera. El molino de Cerroja algo más modesto en cuanto a tamaño, no desmerece en absoluto por el privilegiado entorno que le rodea con las marismas y la montaña mellada de Monteano muy próxima.


"Molino de Cerroja y Monteano al fondo."
   Retrocedo hacia la rotonda atravesando el arbolado, junto al área recreativa equipada con mesas y bancos, y continúo hacia Escalante desviándome en el cruce al centro de esta localidad y cruzando dirección Castillo.


"Camino del molino de Cerroja."
   A escasos 200 metros de las últimas casas aparece a la derecha la Iglesia de Santa Cruz.

   Tomo el desvío señalizado con las flechas amarillas del camino de Santiago y paso entre la iglesia y el cementerio para introducirme en la maraña de pistas parcelarias que recorren el terreno entre Escalante y Argoños.

   Primero me dirijo al barrio Borroto donde remonto levemente altura hacia Peñarrasa  junto a una apartada urbanización. Las pistas en buen estado atraviesan zonas boscosas y parcelas de pasto donde aflora la naturaleza caliza del terreno.


"Camino a Peñarrasa."

  Tras el rodeo junto a la sierra de Baranda retomo la carretera pasando junto a la Cajigoja y a la izquierda por el carril bici subo el corto tramo que me separa del “alto” de Argoños.

   Apenas inicio el descenso  y de nuevo me desvío a la izquierda  hacia el, actualmente señalizado como camino del Cueto. Asfaltada y en buen estado la estrecha carretera me lleva junto a la Sierra de Arnilla hacia el barrio de las Carreras.

   Desde la construcción del "polígono" de Argoños hay un estrecho paso a la rotonda de Cerecedas en esta localidad, que rodeo casi completamente para tomar el camino del Portillo atravesando la urbanización asentada a las faldas de la Dehesa.

   Dejando atrás las viviendas continúo junto a la sierra dirección el Portillo tomando el primer desvío que se descuelga de la pista a la derecha. Sendas roderas de tierra y barro que atajan hacia la paralela y sin salida pista de Escajal.


"Camino hacia el Escajal."

"Argoños desde el Escajal."
   Continúo dirección “el Portillo” por la sinuosa pista que finalmente enlaza con la carretera. Tomando a la derecha desciendo dirección Noja, y a 500 metros y pasada una gran estabulación, al margen derecho de la carretera, tomo un camino de tierra que entre cercados para el ganado se desvía hacia Trancones.


"Pista hacia la carretera del Portillo."
   En un cruce de senderos tomo el más evidente y abierto que se abre paso hacia la pista asfaltada que discurre paralela. Esta accede a la estación de servicio visible a pié de carretera y bordeándola termino a pie de vía. Tan solo he de cruzar de frente para tomar el camino de servicio hacia la rotonda de acceso a Noja, y de nuevo cruzar hacia el pequeño polígono industrial.

   Entre la naves me dirijo a las callejuelas del barrio Abajas, y continúo hacia la urbanización sita junto a la carretera virando a la derecha dirección Noja. Una corta bajada me sitúa al otro lado de la carretera cruzando por un pequeño túnel. Tomo a la derecha ascendiendo unos metros para acceder a la carretera por la que continúo un corto tramo dirección Noja.

   Un enrevesado trayecto de cruces y callejones evitable circulando por la nacional pero no es la idea de esta ruta.


"Bajando a Soano."
   En la curva que precede a la entrada de Noja junto a una nave industrial, cambio de arcén y tomo un camino de grava con el alto del Cueto al frente, encumbrado por varias antenas de telefonía.

   Lo voy rodeando y tras una corta subida enfilo el suave descenso a Soano.

   Habitualmente podemos ver dromedarios, renos, ciervos y otras especies no autóctonas pastando junto a la alambrada a pie del camino.


"Junto al camino."
   Continúo bajando hacia la carretera de Soano desviándome a la izquierda hacia el barrio la Llama por un camino vecinal. Cruzo en el centro de esta localidad buscando la ermita de nuestra señora de la O. El camino se alarga hacia el camping los Molinos, entrando ya en la Villa de Noja por la calle de la ría.

   Apenas dejo atrás las instalaciones del camping y tomo el estrecho camino herboso que a la derecha se interna entre la vegetación de ribera hacia la Fuente de Ontañón convertido en estrecho sendero junto a las pozas de la marisma. Un tramo anegado  en épocas de lluvia abundante o mareas muy altas que termina junto a la calle principal de  acceso a la playa de Ris.


"Senda de la Fuente de Ontañón"
   Sigo junto a las dunas de la playa, desierta en esta época del año, y sin abandonar la linea de playa continuo hacia el pinar ascendiendo entre urbanizaciones de veraneo.
   
   Recorro la carretera principal de la calle de los Pinares que discurre junto a los caserones y palacios de Pedroso, Casa Arnaiz y Salceda.

   Rodeando la plaza de la villa trazo camino por las vías parcelarias hacia el campo de fútbol del barrio Cabazo, alejándome del núcleo urbano y siguiendo las señales del camino de Santiago dirección Castillo.

   Recorro brevemente la calle del Carmen virando a la derecha para desviarme tras las flechas amarillas por el camino de la calle Fumayor, que comparte nombre con la fuente donde culmina el rápido tramo de bajada.


"Fuente de Fumayor."
   El pozo de donde brotan las aguas se rodea de un bonito parque de cuidado césped adornado con antigua maquinaria agrícola y cruzado por un arroyo encauzado hacia un pequeño estanque. Parece más un jardín privado que un parque publico a pié del camino.

   Retomo la ruta por el estrecho camino que continúa al frente hacia Puente de Barbijo, que se estrecha hasta convertirse en un sendero invadido por la maleza antes de acceder al patio de una vivienda privada. No se si es correcto pasar, pero es la única salida del sendero.


"Legando a la carretera a Helgeras."
   En el cruce, me desvío a la izquierda para salir del sendero accediendo a la carretera de Helgueras. 

A la derecha el camino muere en una zona utilizada para el desescombro cerrada relativamente hace poco siendo un camino sin salida.

   Continúo hacia la sierra de Mijedo abandonando la localidad de Noja. Bordeo a pie de la montaña y paralelo a la carretera tomo dirección Argoños por el sendero que cruza junto a la zona residencial.


"Sendero bajo Sierra Mijedo."
   Pegado al monte atravieso los Barrios de Cacicedo y Sumijedo, donde abandono la estrecha pista y cruzo la carretera de Argoños internándome en el barrio Cerecedas.

   Pasando junto a las escuelas me descuelgo a la derecha tomando al final de la calle una pista de grijo que me lleva directamente al carril bici de la carretera Gama-Santoña.

   Solo resta ascender el alto de "la Zorra" (Argoños) y recorrer la larga recta hacia Escalante, donde me desvío a la derecha para dar un pequeño rodeo pasando junto al convento de Santa Clara. 

   Para terminar tomo la carretera del barrio de la Quintana y de nuevo accedo al carril bici que me lleva a Gama tras 34 kilómetros, trazando un recorrido fácil y entretenido. 

   Ideal para hacer cicloturismo por la zona al margen de las carreteras infestadas de coches sobre todo en la época estival.
   
Track y datos de la ruta:


Powered by Wikiloc

Playa de la Arena -Fuentezán -Ria de Ajo.

   Estrenamos el nuevo año con una ruta corta y fácil por la zona de Isla.  Aprovechamos el buen tiempo que nos acompaña este comienzo de enero y salimos a romper con la galbana que nos dejan los excesos de las fiestas navideñas.


   Dejamos el coche junto a la playa de la Arena en la localidad de Isla. Con esta a nuestras espaldas caminamos junto al aparcamiento y nos dirigimos hacia las urbanizaciones que encontramos de frente.

   A unos 100 metros tomamos una pista asfaltada que se desvía a la izquierda y serpenteante gana altura entre terrenos de pasto y eucaliptales.  La estrecha carretera nos eleva hacia Fuentezán bajo la loma donde se sitúa el Camping Punta Marina, y lo bordea buscando el alto de Santa Clara.


"Subiendo a Fuentezán."
   A medida que ganamos altura desaparecen los eucaliptos que dejan paso al bosque primigenio de la zona. Las hayas y robles descansan al margen derecho de la carretera que cierra con la espesura la hoya de Tocalvo y no tarda en aparecer el pinar que nos acompañará hasta el cruce donde termina la cuesta.  Si guardamos silencio es posible escuchar y en el mejor de los casos, ver a las esquivas ardillas saltar de rama en rama.


"Bosque de Tocalvo."

"Pinar."
   La pista accede a una trasversal donde tomamos a la derecha, camino también asfaltado que nos hace perder altura levemente hasta que abandonamos la carretera a escasos metros por un camino de uso rural que se descuelga a la derecha.


"Llegando a Fuentezán."
   Entre praderas de pasto descendemos a la zona boscosa que vemos de frente y continuamos por el camino hasta toparnos con una alambrada. El paso es posible entre los postes al borde del camino sin necesidad de abrir el cercado.


"Desvío a la derecha."
   Atravesado el cierre viramos a la derecha por un estrecho sendero que se interna en el encinar cantábrico extendido por toda la línea costera.


"Sendero de ganado."
"Recorriendo el encinar."
   Siguiendo una trocha bien marcada por el paso del  ganado nos internamos en el bosque. Pronto quedan al descubierto pasos rocosos que se hacen más evidentes cuando llegamos a la zona de la mina, caminando sobre una lisa plataforma de roca desnuda rodeada de bosquete de encinas, acebos y vegetación baja.


"Losa de piedra."

"Ría de Ajo."
   Desde este punto alcanzamos a ver la ría de Ajo, llamada algo más arriba en su recorrido río Campiazo, con las pequeñas calas que deja a su paso hacia su inminente desembocadura junto la playa de la Arena.


"Sendero."
   Buscamos la salida del claro por el sendero que “algo escondido” continua elevándose sobre la línea del pequeño acantilado tomando a la derecha e internándose de nuevo en el bosque. No muy largo, el camino afronta un tramo más incómodo salvando algunos escalones de roca y pasos estrechos. El punto más complicado ya no lo es tanto gracias a una escala de madera, de reciente colocación, que permite pasar sin problemas. 


"Escalera."

"Sendero."
   Nos topamos con una bifurcación desviándonos a la izquierda donde se oculta en el bosque un pequeño mirador con un rustico banco que deja ver entre las ramas de las encinas el recorrido final de la ría.


"Mirador a la ría."
   Tras disfrutar de las vistas retrocedemos unos metros y retomamos el sendero que se alarga paralelo a la playa visible a unos metros bajo el camino. Aprovechamos el primer acceso que encontramos a la misma y caminamos junto a la ría hacia su desembocadura compartiendo la playa únicamente con unos pescadores que sacan su lancha del agua.


"Playa."

"A orillas de la ría."
   El espeso bosque alcanza ambas orillas que son recorridas por senderos y desde las que se accede fácilmente a las pequeñas calas de arena fina y aguas turquesas que aparecen con la marea baja.


"Ría de Ajo."
   Hoy, las temperaturas a pesar del día descubierto y soleado, son frías y el viento norte no invita a disfrutar de la playa como se merece. Bordeamos la orilla y salimos del arenal hacia la cuesta de la arena, que con firme pedregoso remonta paralelo a la costa para retomar la carretera que nos deja tras una corta bajada en la playa de la arena donde habíamos aparcado el coche.


"Desembocadura de la ría."

"Cuesta de la arena."
   No se puede caminar por más paisajes diferentes en menos recorrido. Este paseo de algo menos de 4 kilómetros nos lleva sobre asfalto entre bosques de eucaliptales, robles, hayas y un pequeño pinar en su tramo inicial, pasando a recorrer un largo sendero a través de un denso encinar que nos transporta al rocoso paisaje costero y finalmente a la playa.

   Un bonito y corto recorrido para disfrutar en familia paseando por un entorno que entremezcla la playa y la montaña.

Para ver todas la fotos abrir el enlace:
Album.

Track y datos de la ruta:


Powered by Wikiloc