Vivanco -Nacimiento del rio Cadagua -Embalse de Ordunte (Valle de Mena.)

   De nuevo recorremos la carretera de acceso a Burgos pasando por el puerto de los Tornos. Aunque en esta ocasión llevamos algo más de compañía a parte las bicicletas.

   No tardamos en llegar a Bercedo, desviándonos hacia el Alto del Cabrío tomando la carretera Burgos –Bilbao bajando hacia el Valle de Mena. El Valle de Mena es un municipio de la provincia de Burgos perteneciente a la comarca de las Merindades.

Este valle se encuentra delimitado por los montes de Ordunte al Norte y los montes de la Peña al sur. Siempre ha llamado nuestra atención en cada ruta por el Zalama por sus paisajes de amplias zonas boscosas, ríos y sobre todo el embalse de Orunte. Desde las alturas se intuye que esconde buenas rutas y muchos lugares que visitar.

   A medida que descendemos hacia el valle de Mena van subiendo las bajas temperaturas acompañadas de fuertes heladas que dejamos en la Meridad de Montija.   

   Prácticamente alcanzado el fondo del valle llegamos a la pequeña localidad de Vivanco, enclavada al margen izquierdo de la carretera. Tomamos el desvío y por las estrechas callejuelas llegamos a la iglesia de San Juan Bautista donde aparcamos y nos preparamos para comenzar la ruta.

   Donde ahora encontramos la iglesia, reposaba según antiguas crónicas el monasterio de Santa María de Vivanco, que pasando de mano en mano terminó en propiedad de la noble familia que adoptó el apellido de Vivanco. Teniendo en cuenta que este era un importante punto de paso  de peregrinos y mercancías entre el norte y la meseta, se afirman sangrientas batallas entre las diferentes familias por el control del valle.

   Finalmente el monasterio de origen románico terminó en manos de la iglesia,  no sin antes ser demolido y reconstruido como hoy día se conserva. Curiosamente, algunas de las elaboradas piezas del edificio original se reparten en las paredes de las casas esparcidas por el pueblo o en los muretes que cierran las fincas.

   A unos metros de la iglesia un monumento de piedra en forma de arco conmemora la cesión al pueblo de las propiedades de la familia Vivanco.

"Comenzando la ruta, montes la Peña."
   Ya preparados nos dejamos caer calle abajo hasta toparnos con la carretera Burgos-Bilbao (CL-629). Con extrema precaución por el abundante tráfico, la cruzamos y continuamos de frente tomando una estrecha pista de grijo junto a la zona residencial del señorío de Vivanco con dirección a Lezana de Mena.

"Lezana de Mena, Torre de los Velasco."
   Aquí, en la encrucijada de caminos junto a la Torre de los Velasco,  tomamos el camino hacia el Molino de las Torcas girando ligeramente a la derecha y que pronto se coloca a la vera del río Cadagua con la espectacular vista de las montañas dela Sierra de la Magdalena al frente.

"Camino hacia el Molino de las Torcas."
   Junto al Cadagua remontamos hacia su nacimiento. Tras cruzar un estrecho puente de piedra giramos a la derecha y tomamos la senda más próxima a la estabulación. 

"Río Cadagua."

"Puente sobre el río Cadagua."
   Remontamos levemente hasta toparnos con la entrada a una pradera señalizada a nuestra derecha indicando el nacimiento del río.

   Nos dejamos caer y pronto veremos el estrecho sendero que nos guiará hasta el nacimiento virando a la izquierda e internándonos en el espeso bosque bajo los montes de la Peña. 

"Acceso al nacimiento del río Cadagua."
   Pronto varias cascadas que brotan de la montaña y se precipitan entre las rocas ladera abajo llamarán nuestra atención. Este es sin duda uno de los puntos más impresionantes de la ruta, y aunque acabamos de comenzar merece la pena detenerse y disfrutarlo a conciencia y sin prisas.

"Nacimiento del río Cadagua."

"Nacimiento del río Cadagua."

"Nacimiento del río Cadagua."

"Río Cadagua."
   Hemos de retroceder para retomar la ruta y continuamos subiendo por un cómodo camino ensombrecido por el bosque hasta llegar a la localidad de Cadagua. Pasamos junto a la iglesia atravesando la plaza central y entre las casas nos dejamos caer hacia la carretera afrontando la larga recta de asfalto enfilando las localidades de Sopeñano y Vallejo de Mena.

"Llegando a Cadagua."

"Carretera a Vallejo de Mena."
   Tras recorrer unos 3 kilómetros de recta, antes de llegar a Vallejo,  nos desviamos a la izquierda por un estrecho sendero delimitado muros de piedra  que cercan las parcelas de pasto para el ganado. El camino se va ensanchando y se introduce en una zona boscosa encontrándonos con el estrecho puente de hormigón sobre el rio Cadagua que cobra envergadura.


"Cruzando el Cadagua."
   Alcanzada la otra orilla continuamos recorriendo el camino hasta Villasuso de Mena. En esta localidad callejeamos pasando junto a una gran casona de apariencia señorial y ascendemos levemente hacia  la iglesia para a continuación tomar a la derecha y abandonar el núcleo urbano por un amplio camino de tierra.  Llama nuestra atención una pequeña cascada a la derecha del camino, desviándonos  para observar de cerca las retenciones y caídas de agua pasando junto a la alambrada de espinos.


"Salto de agua del río Cadagua."
   Retomamos el cómodo camino que pierde altura a su paso junto a la retención de aguas de la antigua ferrería acercándonos a Vallejo de Mena.  A la entrada de esta localidad paramos para observar de cerca las canalizaciones que desvían las cristalinas aguas del río Cadagua entre las casas sitas en el centro del pueblo.


"Camino de Vallejo de Mena."

"Vallejo de Mena."

"Vallejo de Mena."
   Retomamos la ruta rodando junto al molino, el único que continua en funcionamiento en el Valle de Mena que bien conservado se sitúa junto al puente sobre el que abandonamos esta localidad.


"Puente, Vallejo de Mena."

"Molino, Vallejo de Mena."
   Giramos a la izquierda y pronto nos apartamos  del asfalto desviándonos de nuevo a la izquierda por el camino del GR-85 que discurre paralelo al río hacia Villasana de Mena. 

   Por el camino de grava avanzamos hacia la carretera (CL-629) pasando bajo esta por un estrecho túnel. Sobre una pista de hormigón recorremos los últimos metros antes de llegar a Villasana de Mena.

   Entre las grandes urbanizaciones continuamos hacia el convento de Santa Ana y en el cruce junto a la torre nos desviamos a la derecha abandonando Villasana hacia “Mercadillo”. 

   Rodamos sobre asfalto 2,5 kilómetros subiendo levemente. Iniciado el descenso hacia Entrambasaguas tomamos el desvío a la izquierda hacia una llamativa urbanización que se descuelga por la ladera de Cerezo.  


"Río Cadagua, Comienzo del Canal."
   No tardamos en llegar al puente sobre el rio Cadagua, bajo el cual se derivan las aguas por un estrecho canal que vira hacia el norte.

   Recién cruzado el puente, al margen izquierdo, un estrecho camino desciende entre la maleza semicubierto por la hojarasca a orillas del rio. Este paso nos permite tomar el estrecho sendero  a la vera del canal avanzando con dirección norte hacia la localidad de Maltrana.


"Canal."

"Canal."
   El camino es estrecho por la maleza y la frondosa vegetación que lo rodea, pero se rueda cómodamente de no ser por los parones obligados en el paso junto a las pequeñas esclusas que derivan el agua, algunas equipadas con pasarelas, otras no, pero reducir la marcha permite disfrutar más si cabe, del bonito recorrido.


"Rodando junto al canal."

   Tras 2 kilómetros rodando junto al canal nos topamos con una esclusa de mayores dimensiones que nos cierra el paso. Un pedregoso camino la esquiva perdiendo altura y bordeando por la derecha  accediendo a la carretera  de Maltrana. Rodamos hasta el puente sobre el Cadagua, y aunque genera dudas por su aparente inaccesibilidad, la ruta continúa tal y como lo estamos haciendo junto al canal. Pasamos porteando las bicicletas sobre el estrecho murete y avanzamos recuperando el curso del canal siempre por la derecha.


"Canal."

"Esclusa."
   En este nuevo tramo la novedad es la proximidad del río Cadagua. Rodamos y caminamos en ocasiones entre ambos cauces pasando por La Presilla hasta la localidad de Cereceda. Con sentido común sobra la advertencia, pero no es recomendable pasar montados sobre la bicicleta estrechamientos que encontramos en el trayecto  donde el manillar o los pedales se enredan en las plantas trepadoras que crecen al margen del canal. Afrontamos algún que otro tramo expuesto a unos metros sobre el río con la anchura del muro para caminar empujando las bicicletas donde es mejor no tener un traspié.


"Llegando a Nava de Mena."
   Superado el tramo, una nueva esclusa nos aleja del canal definitivamente accediendo a un camino polvoriento de grava blanquecina que nos lleva hacia Nava de Mena. Un buen lugar para recuperar fuerzas junto al río y despedirnos definitivamente del Cadagua  antes de continuar por la carretera (BU-V-5545) virando hacia el Oeste.

   A 500 metros recién abandonado Nava de Mena, tomamos el desvío que a la derecha asciende durante 2 kilómetros hacia el embalse.   Poco a poco la vegetación gana terreno y entre bosques alcanzamos el alto. 


"Llegando al embalse."
   Un corto descenso con varias curvas cerradas nos deja junto al Embalse de Ordunte. Las grandes bocas de desagüe se imponen ante la gran masa de agua que se extiende inmóvil reflejando como un espejo el montañoso marco que lo rodea, una línea donde se confunde el bosque de las orillas con el reflejo del agua.


"Embalse de Ordunte."

"Embalse de Ordunte."
   Recorremos la carretera sobre la presa. A la izquierda dejamos las instalaciones que regulan el hilo de agua que desciende entre los pinares hacia Balmaseda, Sodupe, Alonsotegui y finalmente Bilbao. 


"Embalse de Ordunte."
   Al final del inmenso muro de hormigón accedemos a la pedregosa pista o "camino del Calcolítico" que rodea por completo el embalse en un recorrido de 10 kilómetros, conocido así por los restos de asentamientos de la edad de cobre encontrados a lo largo de su recorrido.


"Bordeando el embalse."

"Bordeando el embalse."


"Bordeando el Embalse."
   Vamos avanzando con dirección Suroeste sin apenas desnivel durante varios kilómetros junto a los humedales formados a las orillas del embalse, bosques mixtos de "frondosas" y extensos pinares. Al frente, en la otra orilla el embalse se rodea de bastos quejigares.

   Poco a poco, llegamos al final del embalse pasando junto a los pastizales de Calleja Chiquita y continuamos rodando junto al río Ordunte que deposita sus aguas en el Pantano. Salimos a la carretera (BU-V-5546) a unos centenares de metros de Burceña, no sin antes descolgarnos brevemente de la pista para disfrutar de la cascada de las ahorcadas. Un bonito y accesible rincón a pié de carretera de esos de los que cuesta despegarse y continuar con la ruta.


"Cascada de las ahorcadas."

"Cascada de las ahorcadas."

"Cascada de las ahorcadas."
   Sobre asfalto avanzamos rápido, ya de regreso, pasando por las localidades de La Llosa, Las Bárcenas y Campillo de Mena, pequeños pueblos perdidos entre montañas rodeados de una naturaleza y tranquilidad abrumadoras.


"Regresando a Vivanco."
   Aun siendo un tramo de carretera  no lo parece, rodeados por el paisaje montañoso  cubierto de profusa vegetación seguimos rodando en contacto directo con el bosque. El camino nos lleva hasta Concejero, donde nos desviamos a la derecha pasando sobre el río Hijuela antes de llegar a pié de su iglesia, cuyo pórtico presidido por la cruz de Santiago y las vieiras revelan una construcción fomentada por un caballero de dicha orden.


"Llegando a Concejero."

"Iglesia de Concejero."
   Un agradable paseo por el pedregoso camino del cementerio nos deja de nuevo en Vivanco cerrando así el bucle de la ruta.

   Una ruta donde se mezclan naturaleza e historia, un recorrido de unos 37 kilómetros cómodo y entretenido, para disfrutar sin prisas de los paisajes y rincones tan imponentes que esconde la serenidad del valle de Mena.

Para ver todas las fotos abrir el enlace:
Fotos.

Track y datos de la ruta:


Powered by Wikiloc

Embalse del Ebro II -Circular desde La Población.

   El año pasado, allá por el mes de Abril con la primavera ya avanzada subimos a Reinosa para disfrutar de un tranquilo paseo bordeando a orillas del Embalse del Ebro (Ver ruta). 

   Este año la estación se ha adelantado y entre las lluvias y el frío se cuelan días soleados de suaves temperaturas. Aprovechamos uno de esos días y tomamos dirección Reinosa para rehacer la ruta añadiendo algún cambio en el recorrido.


   Abandonamos la autovía en Reinosa y nos acercamos al centro urbano, aunque esta vez solo para desayunar pues los planes nos llevan hasta "la Población" donde daremos comienzo a la ruta.

   Tomando la CA-171 junto a la autovía bordeamos el embalse dirección Orzales hasta llegar a la Población y aparcando junto a la iglesia de San Andrés a escasos metros de las aguas del pantano.

   Sobre las 9:30 de la mañana estamos listos para comenzar a rodar por la amplia carretera  hacia Corconte. El día está despejado, las nieblas de primeras horas se disipan y el poco viento sopla a favor rodando a buen ritmo los primeros kilómetros.


"Comenzamos la ruta."
   No tardamos en pasar junto al cartel limítrofe entre Cantabria y la provincia de Burgos  dejando atrás el núcleo de Corconte y pasando junto a la planta de Embotellado y el antiguo balneario a pie de carretera.


"Saliendo de Cantabria."

"Balneario de Corconte."
   A escasos 600 mt. nos detenemos en el cruce con el acceso, que por el Valle de Toranzo llega desde Cantabria pasando el puerto del Escudo, y donde nos desviamos a la derecha por la N-623 hasta “Cabañas de Virtus”. Los camiones pasan a gran velocidad y el asfalto, en peor estado, hacen de este un tramo incómodo y peligroso deseando llegar al cruce de desvío  hacia La Gandara junto a la estación de tren de Cabañas de Virtus.


"Carretera de la Gándara."
   Por fin abandonamos la nacional y continuamos por la estrecha carretera secundaria BU-V-6425, sin apenas tráfico y de cómodo rodar. Alcanzamos el punto más oriental del pantano. Las vistas de las lejanas cumbres nevadas de Campoo contrastan con los paisajes mediterráneos de las turberas a orillas del embalse donde pastan caballos y vacas.


"Paisaje."
   Junto a las vías del tren Bilbao –La Robla continuamos hasta toparnos con la carretera BU-642. En el cruce tomamos a la derecha y seguimos ascendiendo levemente dirección Herbosa.


"Llegando a Herbosa."
   Trazando un par de curvas llegamos a esta pequeña localidad a pié de carretera. Nos desviamos hacia un grupo de casas apartando a la derecha donde comienza un camino que discurre paralelo al asfalto dirección Arija. Rodando por la pista de grava recorremos los escasos 4 kilómetros que nos separan de la carretera de acceso a esta localidad.


"Camino de grava."

"Camino de grava."
   A veces, el afán por descubrir caminos nuevos, visitar otros lugares o improvisar nos lleva a encontrarnos en algún momento sin la “herramienta” adecuada. El hecho de continuar o no en el camino es más una cuestión de mentalidad que de viabilidad. Todo depende de la concepción de ruta de cada uno y la amplitud de miras con que se afronta.

   Es cierto que el terreno no es el más apropiado para hacer en bicicleta de carretera, pero se pasa sin problemas con un poco de cuidado.

   Siguiendo las indicaciones hacia la playa de Arija continuamos junto a la cantera de sílices y atravesamos el “barrio de abajo” pasando junto a los grandes edificios, muchos de ellos abandonados, almacenes e instalaciones de la antigua industria cristalera que se asentaba en esta localidad, una muestra del esplendor que vivió Arija hasta que en 1953 la fabrica cesó su actividad.


"Playa de Arija."

"Playa de Arija."
   La carretera se convierte en un camino arenoso una vez pasado el Camping  llegando a la playa artificial de Arija. Una de las zonas del pantano donde el baño está permitido.

   Tras disfrutar de las vistas del pantano deshacemos lo andado hasta el pinar de Arija, donde nos desviamos brevemente a la derecha para contemplar uno de los mejores paisajes que nos ofrece esta ruta.


"Pinar de Arija."
   Ahora si, continuamos por el paseo de la playa rodando hacia el embarcadero y cruzando bajo las vías del tren retomamos la BU-642.  Girando a la derecha y rodando junto a la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción abandonamos definitivamente Arija.


"Antiguas escuelas de la cristalería Española (Paseo de la Playa)."
   Regresamos a tierras cántabras. Siguiendo el recortado trazado a orillas del embalse pasamos por las localidades de Bimón, Llano y Renedo con la vista puesta en el campanario de la iglesia de Villanueva de las Rozas emergiendo de las aguas.


"Rodando junto al pantano."
   Con fuertes rachas de viento de cara llegamos a esta pequeña localidad. Nos descolgamos entre las casas por una estrecha carretera a la orilla del pantano y continuamos por un camino de hierba y grava hasta encontrarnos con la pasarela de acceso a “la catedral de los peces”.


"Camino de acceso al pantano."

"Iglesia de Villanueva de las Rozas."

"Vistas del pantano.(Montes de Valnera al fondo).
   Este es sin duda un punto de parada obligatoria en este recorrido. Asombra la torre bien conservada sobresaliendo de las aguas, vestigio de todo aquello que quedó anegado tras la creación del pantano.  La maltrecha pasarela no permite, tampoco este año, acceder a las escaleras para subir al campanario y mirador de la torre, tal vez el año que viene tengamos más suerte…

   Regresamos repitiendo el recorrido hasta la carretera, accediendo tras un fuerte repecho y continuamos rodando con la vista puesta en la localidad de Arroyo a donde llegamos pasando sobre la presa que tras más de 30 años de construcción e inaugurada en 1952 ocultaba bajo las aguas los pastizales de la llanura de la Rasa de Campoo, pueblos como Quintanilla, La Magdalena o Medianedo incluso el pequeño aeródromo de Orzales utilizado durante la guerra civil. 


"Presa de Arroyo."
   Desde aquí puede observarse la presa y los mecanismos que regulan hasta cierto punto, el caudal de agua que porta el Río Ebro, así como la placa conmemorativa de su construcción y un panel informativo al otro margen de la carretera.


   Abandonamos Arroyo afrontando el suave repecho y enlazando con un rápido descenso llegamos al cruce de desvío hacia Horna de Ebro. La localidad nos recibe con el paso sobre el puente y la ermita de Santa Justa colgada en la ladera.


"Horna de Ebro."

"Puente de Horna de Ebro."

"Puente de Horna de Ebro."
   Entre las primeras casas tomamos la estrecha carretera más próxima a las aguas del embalse  desviándonos a la derecha para afrontar la subida hacia el alto del Coco.

  Ganando altura sobre la localidad de Sierra pasamos a la vera de la cantera y entramos en el pinar de "Los Bardales", una de las muchas zonas repobladas con pino silvestre a los margenes del pantano.


"Subiendo el Coco."

"Llegando al pinar."
   Las altas temperaturas, la ausencia de viento y la claridad del día, sumados al característico olor a pino del bosque nos transportan por un trayecto con “aire veraniego” repleto de curvas que en cómoda bajada nos llevan hasta la localidad de Requejo. 


"Pinar de Los Bardales."

"Pinar de Los Bardales."

"Pinar de Los Bardales."
   Tras un corto tramo entre extensas llanuras de pasto accedemos de nuevo a la carretera CA-171 tomando a la derecha y alejándonos de Reinosa.

   El fuerte viento a favor nos empuja con fuerza y no tardamos en llegar al mirador de Campoo de Yuso o Campoo de Abajo, parte más baja del valle de Campoo. Tras una breve parada continuamos hasta Orzales dejando a la derecha el pequeño monumento al aeródromo asentado en tierras hoy ocupadas por el embalse.


"Mirador del pantano."

"Mirador del pantano."
   Dejando atrás esta localidad nos desviamos a la derecha tomando el puente de acceso a la península de la Lastra. Un espacio natural rodeado por las aguas del pantano que acoge una gran variedad de ecosistemas y zonas boscosas. 


"Puente a la península de La Lastra.(Orzales)."

"Puente a la península de La Lastra.(Orzales)."

"Puente a la península de La Lastra.(Orzales)."
    Las pistas que recorren la península de la Lastra, aunque en buen estado, permanecen sin asfaltar, por lo que de nuevo, nos toca rodar por polvorientos caminos de grava afrontando “la cuesta del Lobo”. Al margen del camino quedan las abandonadas instalaciones del centro de interpretación del fallido centro Ambiental de la Lastra así como los acertados, pero inútiles carteles de advertencia  que se esparcen por la zona.


"Cartel. (Península de la Lastra.)"

"La cuesta del Lobo. (Península de la Lastra.)"

"Paisaje."
   El bonito recorrido nos acerca a los barrios del Castillo y Bustamante, próximos a la localidad de Villasuso. El trayecto por la península finaliza en La Costana, donde recuperamos la carretera CA-171 aunque solo sea por unos metros. Nos desviamos de nuevo a la derecha hacia la iglesia y la torre de los Bustamante visible desde la carretera.


"Cruce en la península de la Lastra."

"Torre de los Bustamante e iglesia de San Pablo en La Costana."
   Por las estrechas carreteras secundarias trazamos camino hacia Quintanamil, un bonito conjunto rustico, cuidado y restaurado de pequeñas casas y la iglesia de Santa Águeda. Aquí retomamos por última vez en esta ruta la CA-171.


"Llegando a Quintanamil."

"Iglesia de Santa Águeda.)
   Solo resta afrontar la larga y tendida subida al alto de la Quintana y por fin el descenso a La Población dando aquí por terminada  esta ruta alrededor del pantano del Ebro, pasando  junto a Reinosa, extendiéndose entre Cantabria, por la comarca de Campoo y Burgos por las Merindades.


"El pantano desde el alto de la Quintana."
   Es una ruta difícil de encasillar. El recorrido transcurre mayormente por carretera, pero algunos tramos escogidos para variar la ruta realizada un año atrás y otros improvisados para conocer lugares nuevos nos llevan a rodar por pistas de grava y caminos a veces en mal estado, y aunque son fáciles de evitar por carretera, aparecen indicados en el track y evitarlos conlleva dejar de conocer ciertos lugares que estando tan cerca parecen completamente aislados.

   Una ruta fácil, poco exigente y poco o nada de tráfico la mayor parte del recorrido. Un paseo para disfrutar de la tranquilidad del pantano sin abandonar, o casi, la comodidad del asfalto.

Para ver todas las fotos abrir el enlace:
Fotos.
Track y datos de la ruta:


Powered by Wikiloc