Zalama desde Los Tornos. (II)

   El tiempo continúa con la tónica de los últimos 15 días, viento, lluvia y nieve… mucha nieve en los altos.

   El problema es que para salir a la montaña hay que enfrentarse al  temporal que no remite y buscar planes poco comprometidos.

   Una de esas rutas podría ser la subida al Zalama por su cara Norte.  Inclinadas laderas que remontan altura hasta alcanzar los 1.343 msnm. de esta cumbre partiendo del mirador junto a la carretera N-629 en el alto de los Tornos, en el acceso a más occidental a Burgos de la comunidad Cántabra.

   Pero aunque carezca de zonas expuestas el Zalama es un monte “mal encarado” que nunca lo pone fácil, expuesto al viento, las inclemencias meteorológicas, la niebla y el frío intenso en invierno. De ello hemos sido testigos en más de una ocasión, y en mi caso, esta es la segunda vez que intento llegar al Zalama desde los Tornos impidiéndomelo la niebla en aquel primer lance (Ver ruta).

   Rondan las 8:30 de la mañana, Diego y servidor nos preparamos para comenzar un recorrido que nos permite calzarnos las raquetas desde el mismo aparcamiento. El termómetro apenas supera los 0°, de momento no llueve y parece que se calma el viento.

-Tal vez hoy tengamos suerte!


"Subiendo el Cantón de la Muela."
   Dejamos atrás el aparcamiento y tomamos el camino de acceso a las grandes praderas que se alzan ladera arriba. El camino, convertido en un pequeño arroyo, nos deja junto al vallado de espinos que cruzamos por la portilla.


"Valle del río Calera."


"Subiendo al Zalama."
   Desde aquí se afronta sin preámbulos la dura rampa de un kilómetro hasta el Cantón de la Muela (1133 msnm) pasando por la hoya que sirve de refugio a los caballos que pasan el invierno en la ladera del Zalama.


"Caballos del Zalama."

"Vista atrás."
   La alambrada a nuestra izquierda marca el camino a seguir  y nos separa del barranco del río Zalama que discurre por las verticales laderas hasta entregar sus aguas al río Calera que hará lo propio con el río Asón a la altura de Ramales de la Victoria.

   Una línea impecable que separa la nieve de las cumbres, del paisaje verde y oscuro del valle.


"Remontando altura."

"Vistas."
   Alcanzamos la primera loma y se alza al frente la ladera hacia los Lisos del Zalama perdiendo a nuestras espaldas las vistas sobre la carretera, el camino de acceso al parque eólico de Soba que accede al pico Cañoneros y al fondo, bajo el denso manto de nubes las sierras de Hornijo y Rozas también cubiertas por la nieve.


"Llegando a los Lisos del Zalama."

"Alambrada y Valle del Cerneja al fondo."
   Una nueva alambrada nos cierra el paso que enfilamos hacia la portilla. Cruzamos y seguimos avanzando lentamente  mientras el viento cobra intensidad y las nubes se cierran sobre nosotros comenzando a nevar.


"Se cierra la niebla."

"Ventisca en los Lisos del Zalama."
   Entre la ladera de Quemada Negra, por donde discurre el arroyo hacia las cabañas  de Ventorrillo y el barranco de Bula Cabra caminamos a “ciegas” buscando la referencia de las antenas de la emisora en el alto de Los Lisos del Zalama.


"Lisos del Zalama."
   No encontramos las antenas, pero nos damos de bruces con la alambrada que nos guía virando dirección Este perdiendo altura.


"Tomando dirección al Zalama."
    Alcanzando una zona menos expuesta el viento amaina, incluso se despejan ligeramente las vistas y podemos ver nuestro objetivo al frente y los montes de Ordunte cubiertos de blanco. Las alambradas que marcan los límites entre Cantabria y Burgos nos sirven de referencia también para llegar al Zalama, adornadas por el hielo venteado, muestra de las condiciones que se dan en estas laderas.

"Zalama."
   El corto descenso discurre por una zona de nieve profunda, incluso con raquetas caemos en alguna “trampa” hundiéndonos hasta la cintura, un tramo tedioso que nos deja frente al último repecho.


"Mojón de las tres provincias."
   En línea recta remontamos junto al vallado hacia la portilla que permanece abierta y tras esta, el mojón de las tres provincias. Monolito de piedra donde convergen los límites de Cantabria, Burgos y Vizcaya.


"Cumbre del Zalama."

"Cumbre del Zalama."
   A unos metros descansa el vértice geodésico, cumbre del Zalama donde a duras penas aguanta el mástil de bambú con los restos de banderas arrancadas por el viento.


"Cumbre del Zalama."
   El hielo cubre este amasijo de hormigón y cables de acero. Oculta el buzón y el fuerte viento nos obliga a bajar rápidamente e iniciar el camino de regreso.


"Bozón del Zalama."
   Tras hacernos la foto de rigor, tomamos junto a la valla y buscamos las huellas de nuestro paso. Primero un corto y rápido descenso y de nuevo remontar altura por los Lisos del Zalama, pero esta vez bajo la fuerte ventisca.


"Lisos del Zalama."

"Lisos del Zalama."
   Intentamos seguir el recorrido anterior y desde los Lisos iniciamos el largo descenso hacia los Tornos.

   La ventisca nos acompaña durante el recorrido hasta alcanzar de nuevo el Cantón de la Muela y desde aquí el último tramo por fin en calma.


"Bajando hacia los Tornos."

"Bajando hacia los Tornos."
   Un paseo disfrutando de las vistas nos deja en el aparcamiento donde damos por finalizado el recorrido.

   Otra subida al Zalama privada de sus panorámicas, aunque con el día escogido era de esperar y por lo menos nos ha dejado llegar arriba.

   Aun así encontramos la nieve y ese paisaje invernal que tanto nos gusta que paga con creces el frío intenso a soportar y tan habitual en esta zona.

"Fin de ruta."
Para ver todas las fotos abrir el enlace:

Track y datos de la ruta:


Powered by Wikiloc

No hay comentarios:

Publicar un comentario